miércoles, 26 de enero de 2011



   Porque me quieres sin reservas
   a pesar de mis funestos despertares, 
   a pesar de mis perezas,
   de las miserias pequeñitas de la vida,
   de las verdades duras como piedras.

   Porque te quiero sin reservas
   a pesar del cansancio de las horas,
   a pesar de las trampas de la pena.
   
   Por eso me acomodo
   y voy siguiendo la huella de tus pasos.
   Por eso amueblo mi futuro
                                                                                       en el cálido regufio de tus brazos.
   
 


8 comentarios:

Graziela dijo...

Cruz me ha parecido un poema precioso.

Marcos Callau dijo...

Preciosa declaración de amor en verso. Estupendo poema, Cruz. Un saludo.

ARVIKIS dijo...

Muy bonito Cruz, el primero poema del año empieza bien. Un beso
Javier

Anónimo dijo...

Poco más queañadir a los comentarios anteriores, estupendo, precioso....

Anónimo dijo...

Lo más grande que aprenderás jamás es amar y ser amado.

Anónimo dijo...

La poesia merece mayor repercusion y seguimiento.
Precioso y continua en esta linea.

Anónimo dijo...

Poesia, poesia, poesia....todo gira en torno a la poesia!!!!

Anónimo dijo...

Cruz, un grupo de adeptos esta solicitando un soneto para los becarios.