jueves, 19 de agosto de 2010



Porque te quise un día
me emborracharon los vientos
me alboroté de espumas
me convertí en la arena
que abrazaba tu cuerpo.

Porque te quise un día
se me quebró el alma de tormentas
estallaron los besos en las rocas
la vida se enganchó en las olas.

Porque te quise un día
náufraga de tu piel, deshabitada
Porque te quise un día
allí, en otra playa,
tan lejos de tus costas

7 comentarios:

Graziela dijo...

¡Que bonito Cruz! aunque triste y desolador mueve las emociones, que para mi es importante. La foto preciosa.
Así me gusta, que trabajadora estás este verano y lo mucho que te luce...
Besitos de viento y sol y que siga la racha.

Marcos Callau dijo...

Muy bonito, enhorabuena. He podido sentir el oleaje y la lejanía de lo imposible. Estupendo y muy gráfico.

Anónimo dijo...

aaaay.......quién pudiera estar en esa playa!!! :)

cada dia escribes mejor.espero seguir encontrandome cositas de estas para sonreir desde tan lejos!!

Olga

Anónimo dijo...

Mediaba el mes de julio. Era un hermoso día.
Yo, solo, por las quiebras del pedregal subía,
buscando los recodos de sombra, lentamente.
A trechos me paraba para enjugar mi frente...
Antonio Machado (A orillas del Duero)

Felicidades

ARVIKIS dijo...

Precioso poema Cruz. ¡La inspiración al poder!
Javier

Federico dijo...

Maravilloso, pero se me hace corto. O lo que es lo mismo: maravillosamente corto.
Sigue maravillandome por favor.
Federico

pilara dijo...

Me tienes alucinada con tantos y tan preciosos poemas como nos estás regalando. No pares, sigue, sigue...